12/03/2021 - 17:00 hrs:  Durante las últimas semanas el simulador ha experimentado problemas debido a un error de configuración. Esto ya ha sido resuelto y actualizado durante la jornada de hoy. Recomendamos considerar los valores actuales de simulación. 

El Simulador de Pensiones permite comparar la pensión que obtendría en el actual Sistema de AFPs y Compañías de Seguro, con la que obtendría en un Sistema de Pensiones de Reparto, basado en los principios de Seguridad Social, como el propuesto por la Coordinadora NO+AFP. Esto implica comparar dos formas diametralmente distintas de cálculo. El actual sistema, basado en Cuentas Individuales, supone una Contribución Definida y un beneficio (pensión) incierto, que depende -entre otras cosas- de los montos ahorrados, la edad de la persona, si tiene cónyuge o no, los vaivenes del mercado, entre otros elementos. Los Sistemas de Reparto en cambio, se basan en esquemas de Beneficio Definido, que permiten conocer con anterioridad la tasa de reemplazo correspondiente de acuerdo a los años que la persona aportó. Tal es la realidad del 95% de los países del mundo que tienen en su base un componente Contributivo de Reparto y Pensiones Universales.

A) ¿Cómo se calculan las Pensiones en el Sistema de Reparto propuesto por la Coordinadora NO+AFP?

Propuesta de la Coordinadora NO+AFP

En términos generales, los sistemas de pensiones de reparto puro o simple siguen el principio de solidaridad intergeneracional, lo que implica que los ingresos provenientes de las cotizaciones de las personas activas laboralmente se destinan a pagar las pensiones de quienes han jubilado. En particular, la propuesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadoras/es NO+AFP corresponde a un Sistema de Reparto con financiamiento tripartito -aportando tanto trabajadores/as como empleadores/as y el Estado- y de Reservas Técnicas. Esto significa que se trata de un sistema de reparto con capitalización colectiva de los fondos y no un reparto puro.

Se establece un sistema de beneficios definidos, esto quiere decir que se reconoce cada mes y cada año cotizado, relacionándolos directamente a una Tasa de Reemplazo definida por una Tabla de Pagos. Cada año cotizado tiene asociada una pensión mínima expresada como porcentaje del Salario Mínimo, y una pensión máxima que deriva de aplicar la tasa de reemplazo de dicho nivel a 100 UF. Esto tiene como objetivo restringir un potencial comportamiento tipo polizón, cotizando pocos años por un salario elevado, y establecer una brecha que no reproduzca la excesiva desigualdad observada en el mundo del trabajo. Esta brecha corresponderá a poco más de siete veces entre la pensión mínima y máxima.

Se propone una compensación a las mujeres a través de años adicionales de cotización, buscando reconocer el Trabajo Doméstico y de Cuidados. Ası́, las mujeres sumarán 2 años más de cotización al cumplir 5 años cotizados, y otros 3 adicionales al cumplir 10 años. De esta forma, aumentarán sus Tasas de Reemplazo producto del reconocimiento del Trabajo No Remunerado.

Se considera una Pensión Universal No Contributiva igual al 100 % del Salario Mínimo.

Se mantiene Edad de Jubilación legal en 60 años para mujeres y 65 para hombres.




B) ¿Cómo se calculan las Pensiones en el Sistema de AFP y Compañías de Seguro?

Chile es uno de los pocos países en el mundo que no tiene dentro de su pilar contributivo un componente público que incorpore solidaridad intra e intergeneracional que permita establecer pensiones suficientes acordes a un nivel de vida digno. Al no existir un beneficio definido, la pensión final recibida no dependerá directamente de cuántos años se cotizó durante la vida laboral, sino que de múltiples factores exógenos y no controlables por las personas. En un esquema de capitalización individual, resulta muy difícil saber cuánto se debe cotizar para obtener una pensión determinada o cuál será el monto de la pensión obtenida según el ahorro acumulado por cada persona.El cálculo de las pensiones en el Sistema de AFP dependerá de:

i) Modalidades de pensión 

El actual sistema de capitalización individual, contempla cuatro modalidades de pensión: 1) Renta Vitalicia Inmediata; 2) Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida; 3) Retiro Programado y 4) Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado. El Simulador permite calcular los resultados de pensiones en modalidad de Retiro Programado y Renta Vitalicia, las más frecuentes. 

ii) Tasas de interés para calculo y re-calculo de Retiros Programados y Rentas Vitalicias 

Los montos de las pensiones por Renta Temporal y por Retiro Programado son re-calculados cada año, en el mismo mes calendario en que se devengó la pensión correspondiente. Así, los montos dependerán tanto de la Tasa de Interés para el cálculo y re-cálculo de los Retiros Programados y Rentas Temporales, como del monto real del saldo de la cuenta de capitalización individual de la persona afiliada activa o jubilada. Tanto los retiros programados como las rentas temporales se re-calculan cada año en el mismo mes calendario en que se devengó la pensión correspondiente, por lo tanto, cada tres meses la actualización de la tasa de interés sólo les afectará a las personas que se pensionen o se les re-calcule la pensión en ese momento del año.

Actualmente el simulador trabaja con la tasa oficial de Retiros Programados definida por la Superintendencia de Pensiones en 3,08% y con la Tasa Única de Rentas Vitalicias de 2,86%. Para más antecedentes consultar en Superintendencia de Pensiones

Esta tasa es publicada por la SP y por la CMF, correspondiendo “efectuar ajustes automáticos trimestrales (. . . ), cuando el valor absoluto de la diferencia entre la tasa de interés vigente y la tasa de interés re-calculada supere o iguale los diez puntos base”, es decir, que la diferencia en valor absoluto sea igual o mayor a 0,1%. Por otro lado, es importante considerar que un porcentaje importante de estas pensiones alcanzan un monto tan bajo, que deben recibir por parte del Estado un subsidio que asegure un monto mínimo garantizado, por tanto, no les afectaría este cambio.

* Para optar a una Renta Vitalicia, el afiliado o afiliada debe cumplir con la condición de tener los fondos suficientes en su cuenta individual para contratar una pensión igual o superior a la Pensión Básica Solidaria vigente ($158.339 para personas menores a 75 años). Por tanto, las simulaciones que no cumplan con ese requisito, solo corresponderán a ejercicios teóricos por defecto. 

iii) Saldo en Cuentas Individuales 

En el año 2002, a través de la Ley N° 19.795, se crea un sistema de Multifondos que establece que cada AFP administrará 5 fondos, A, B, C, D y E, que se diferenciarán según los niveles de riesgo que asuman en los instrumentos en los cuales inviertan. El fondo E es el menos riesgoso, por lo tanto, el más estable

y con menor rentabilidad al largo plazo. El fondo A, por su parte, es el más riesgoso, siendo aquel más volátil, pero con mayor rentabilidad a largo plazo. Según datos de la SP, a marzo de 2020, el fondo E invierte un 96,5% del total de su cartera en instrumentos de renta fija y un 3,5% en renta variable; el fondo A, por su parte, invierte un 76% de sus fondos en instrumentos de renta variable y un 24% en renta fija. 

Los/as afiliadas deben elegir en cuál de estos fondos colocar sus saldos de cuenta de capitalización individual, pudiendo estar en más de uno de ellos.  Así por una parte, el monto real del saldo de cuenta de capitalización individual dependerá de lógicas del mercado bursátil, tanto durante el periodo de afiliación activa como en el periodo en que ya se está pensionado/a, al seguir manteniéndose los fondos invertidos en instrumentos financieros.

iv) Capital Necesario Unitario (CNU) y aspectos socio-demográficos 

Luego de hacer una revisión sobre la estructura general del sistema de pensiones, modalidades o tipos de jubilación y factores determinantes, es fundamental analizar el Capital Necesario Unitario, que es un elemento clave para definir el monto de las pensiones en la modalidad de Retiro Programado. El Capital Necesario Unitario (CNU) se define como “el capital que necesita el afiliado para financiar una unidad de pensión, tanto para él como para sus posibles beneficiarios” (Vega, 2014). 

Es un factor que permite calcular el monto mensual de pensión que corresponda a cada beneficiario o causante, dependiendo de sus expectativas de vida y las expectativas de rentabilidad de los Fondos de Pensiones.  Estos cálculos fueron realizados a través de la metodologı́a descrita en la Nota Técnica N° 5 de la Superintendencia de Pensiones (Vega, 2014) utilizando el módulo de Stata CNU. Para contar con información demográfica actualizada, se cargaron al módulo las tablas de mortalidad más recientes entregadas por la Superintendencia de Pensiones, correspondientes al año 2014, aplicadas según el Capı́tulo VII del Tı́tulo X del Libro III publicada por la Superintendencia.

Es de suma importancia destacar que lo que se espera respecto a la próxima actualización de las tablas de mortalidad publicadas por la SP es que la esperanza de vida, tanto para mujeres como para hombres, aumente. Esto se traducirá en un CNU aún más alto, lo que se verı́a reflejado finalmente en pensiones aún más bajas producto de la actualización. 

Puedes encontrar ejemplos de cálculo, uso del módulo CNU y proyección de pensiones en el Estudio   Fundación SOL (2020) Pensiones sin Seguridad Social

v) Rentabilidad Proyectada

Otro elemento que incide de forma relevante en el monto de pensión es la rentabilidad futura de los fondos. La importancia de este elemento se puede observar al contemplar la caída en las rentabilidades históricas del sistema. En los 80, al inicio del Sistema de AFP, se lograban rentabilidades del orden del 12%. Durante la década siguiente la rentabilidad real anual cayó a un 9,9%. Bajo a un 5,7% en la década del 2000 y a un 4,8% durante los últimos 10 años. De esta forma, el sistema ha logrado una rentabilidad histórica del 8%, sin embargo, observando esta tendencia decreciente se proyectan rentabilidades incluso inferiores al 4%. Esto es relevante pues, por un punto menos de rentabilidad la pensión final puede llegar a descender hasta en un 20%.   

En este caso, se recurre a proyecciones oficiales, que permitan dar cuenta del impacto de la rentabilidad futura en el resultado obtenido. Se utiliza a modo de referencia la proyección para el Fondo C de riesgo intermedio, desarrollada en el Documento de Trabajo Nº61 Proyección de los Fondos de Pensiones de la Superintendencia de Pensiones. En el escenario más optimista y con una probabilidad de ocurrencia de un 5%, la rentabilidad realestimada es de un 5,28 %. En el escenario neutral de alta probabilidad de ocurrencia, este valor sería de 4,15%. Y bajo un panorama pesimista, también con un 5% de probabilidades de ocurrencia, la rentabilidad real sería de 3,03%.

Para que los datos sean coherentes con estas proyecciones, se considera una rentabilidad de 4,15%, que -como se ha señalado- corresponde al escenario neutral para el Fondo C.