Sólo un 3 por ciento de los que se jubilen en próximos años obtendrá pensión mayor a 600 mil pesos
Publicado en El Periodista el 12 de mayo de 2020

La Fundación Sol asegura que el sistema de pensiones actual es "inviable".

Publicado en El Periodista el 12 de mayo de 2020

El nuevo estudio de Fundación SOL llamado “Pensiones sin Seguridad Social ¿Cómo se calcula el monto de las pensiones en Chile?" muestra el complejo escenario nacional, por medio del análisis de los saldos de las cuentas individuales de las personas afiliadas que se encuentran cercanas a cumplir la edad de jubilación.

“El sistema chileno de cuentas individuales, para entregar pensiones suficientes, requiere de una cantidad de ahorro acumulado que resulta imposible de conseguir para el 95% de las personas afiliadas”, señala Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL y uno de los autores del estudio.

La investigación demuestra que, actualmente, sólo el 3% de quienes jubilarán en los próximos años podría recibir una jubilación mayor a $600.000. “Se tendría que provocar un salto cuántico en el mercado laboral chileno que permita mejorar las remuneraciones, la formalización y la estabilidad de los empleos, como nunca antes se ha producido en las últimas 4 décadas para que a través del sistema de AFP y el Pilar Solidario se pudieran pagar pensiones que permitan vivir en Chile. Esto claramente es una utopía”, agrega el investigador.

En un sistema de contribución definida administrada bajo la lógica de la capitalización individual, se sabe exactamente cuánto hay que cotizar mes a mes, pero no existe un beneficio definido (tasa de reemplazo) que dependa directamente de los años cotizados y la remuneración imponible promedio.

Por lo tanto, se instala una incertidumbre respecto a la forma en cómo se determina el monto final de una pensión, dependiendo esta de muchos factores, que en la mayoría de los casos son de difícil comprensión para una persona que se encuentra cerca de jubilar o está jubilada.

Sistema fracasado socialmente

Al analizar los saldos de cuentas individuales de las personas afiliadas que se encuentran cercanas a cumplir la edad de jubilación, se observa que, en el caso de los hombres entre 60 y 65 años, el 28,8% actualmente registra menos de $10 millones, y 3 de cada 4 de ellos tiene menos de $50 millones. Sólo un 11,1% presenta un saldo superior a $100 millones.

En el caso de las mujeres afiliadas entre 55 y 60 años, el panorama es aún más complejo: el 61,7% registra menos de $10 millones, y 9 de cada 10 mujeres tiene menos de $50 millones. A diferencia de los hombres, sólo el 2,6% de ellas acumula más de $100 millones.

De acuerdo con lo anterior, es importante considerar que con un ahorro de $50 millones, actualmente se puede financiar una primera pensión en torno a los $200 mil (promedio entre mujeres y hombres y Retiro Programado y Renta Vitalicia). Por tanto, 5 de cada 6 personas afiliadas que están próximas a jubilar solo podrán obtener una pensión autofinanciada inferior a $200 mil.

“De hecho, aunque se aumentara la tasa de cotización destinada a cuentas individuales en 4, 5 o 6 puntos porcentuales, dada la caída que década tras década se ha producido en la rentabilidad obtenida por las AFP, se proyecta que los $10, $30, $50 o $100 millones de ahorro acumulado, en el futuro, en términos reales, permitiría obtener aún menores pensiones que las que se observan en el tiempo presente”, explica Francisca Barriga, investigadora de Fundación SOL y otra de las autoras del estudio.

En febrero de 2020, la remuneración imponible promedio de los cotizantes fue de $845 mil, por lo que una tasa de reemplazo en torno al 70% para el sistema, significa una pensión promedio de $600 mil ¿Qué saldo deberían tener actualmente las personas afiliadas en su cuenta individual al momento de jubilar para alcanzar ese monto? Un hombre que jubile a los 65 años y se acoja a la modalidad de Retiro Programado (RP) debería acumular un saldo entre $104 y $124 millones, dependiendo de su estado civil y la edad de su cónyuge.

Para una mujer de 60 años que se acoja a la modalidad de RP es aún más difícil de alcanzar, debiendo acumular un saldo entre $135 y $140 millones, dependiendo de su estado civil y edad de su cónyuge. Al consolidar la situación de hombres y mujeres, se estima que menos de un 3% de las personas afiliadas que se jubilarán en el corto plazo podrá obtener una pensión superior a los $600 mil, evidenciando la profunda crisis previsional que derivó del actual sistema.

“Esta realidad demuestra que el sistema de AFP en Chile está entregando pensiones completamenteinsuficientes. La tasa de reemplazo[1], es menor al 20% para la mitad de las personas que se jubilaron durante la última década. Si se consideran los aportes del Estado, la tasa de reemplazo mediana es del 40 %, lo cual no tiene comparación a la promesa realizada por los ideólogos de este sistema en la década del ‘80, ni con las estimaciones realizadas por la Asociación de AFP en el 2000”, finaliza Barriga.