Juan Sutil y el debate por el reajuste de 1.500 pesos del salario mínimo: “En una situación crítica como esta, quizás es suficiente para subsistir”
Publicada en El Mostrador el 8 de septiembre de 2020

La oferta que puso sobre la mesa el ministro de Hacienda Ignacio Briones, y que en la práctica eleva en 1.500 pesos el monto actual de $320.500, fue ingresada al Congreso sin el acuerdo de la Central Unitaria de Trabajadores. El proyecto estaba en tabla para la votación en Sala de la Cámara de Diputados el día de hoy, pero los jefes de comités suspendieron la sesión para conseguir una nueva oferta y acordaron votarlo mañana en la tarde, abriendo espacio para la negociación. En el debate, la oposición insistió en que la propuesta de Briones es “indigna”, mientras desde el oficialismo, el diputado UDI Patricio Melero también pidió al Gobierno hacer un esfuerzo adicional: “Tengo la convicción de que se puede avanzar a una cifra superior a la que se está planteando hoy”, dijo.

Publicada en El Mostrador el 8 de septiembre de 2020.

En una jornada en que la Cámara de Diputados tenía en tabla la votación el reajuste del salario mínimo, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, dio un espaldarazo a la propuesta del Gobierno que contempla un reajuste de 0%, vale decir, apenas 1.500 pesos al monto actual de $320.500.

“Pese a que lo deseable siempre es subir los sueldos, en este momento es inadecuado hacerlo. En una situación crítica como esta, quizás es suficiente para subsistir. El ministro está en lo correcto desde el punto de vista de la mirada económica global", dijo el presidente del empresariado, alineándose con la propuesta del Ejecutivo.


La oferta que puso sobre la mesa el ministro de Hacienda Ignacio Briones, y que fue ingresada al Congreso sin el acuerdo de la Central Unitaria de Trabajadores, es resistida por la oposición, que la ha calificado de “indigna”.

De hecho, el proyecto estaba en tabla para la votación en Sala el día de hoy, pero los comités pidieron suspender la sesión para conseguir una nueva oferta y evitar un rechazo. Ayer, el jefe de la billetera fiscal se había abierto a revisar el tema en marzo. Finalmente, acordaron votarlo mañana, abriendo espacio para la negociación.

Arduo debate

Durante el debate en Sala, el diputado independiente Pepe Auth (ex-PR) llamó a votar en contra de la propuesta del Gobierno. "Da lo mismo cuánto crezca el salario mínimo porque ese crecimiento va a ir en desmedro del complemento estatal”, advirtió, mientras el diputado Jaime Mulet (FREVS) le pidió “al ministro de Hacienda que recapacite, que poner 20 o 30 mil pesos más en el ingreso mínimo ahora es necesario y no va a provocar un descalabro".

Por su parte, el RD Giorgio Jackson insistió en que “el IPC de alimento al año va acumulado en 4,5% y el Gobierno nos propone 0,4%, es indigno". “El reajuste de $1.500 es una burla para las cerca de 800 mil personas que viven con el sueldo mínimo. Otra vez, el Gobierno traspasa el costo de la crisis a las trabajadoras y los trabajadores, poniendo por delante los intereses de las grandes empresas”, complementó el otrora PS Marcelo Díaz.

En tanto, el diputado y expresidente de la UDI, Patricio Melero, también pidió al Gobierno hacer un esfuerzo adicional: "Tengo la convicción de que se puede avanzar a una cifra superior a la que se está planteando hoy". Pero el diputado RN Miguel Mellado se mostró favorable al no reajuste y criticó a los “diputados de izquierda que han salido de la universidad y han pasado directo al Congreso, que no saben cómo se emprende, no han visto cómo se hace una empresa donde el empresario sale a trabajar para hacer la plata para pagarles a sus empleados, que son sus amigos más que su empleados”.

“El problema está en las pymes”

Para justificar  sus dichos, el presidente del empresariado aludió a la situación de las pequeñas empresas. A juicio de Sutil, “el problema está en las pymes. Por ejemplo, una vulcanización o un pequeño comercio de barrio, ante una situación como la que se describe, puede que no sea capaz de asumirlo".

Sin embargo, de acuerdo con un nuevo estudio de la Fundación Sol, en el país son 890 mil personas quienes ganan el salario mínimo e incluso menos, y un alto porcentaje de ellos presta servicios a grandes empresas.

En efecto, si bien hay una idea instalada de que el salario mínimo se paga solo en las pequeñas empresas, el estudio revela que la situación no es muy distinta en las grandes empresas, donde el 14,1% de los trabajadores gana el salario mínimo, cifra que sube a 20% en las microempresas.

En este contexto, la investigación arrojó que los trabajadores de una microempresa (entre 6 y 9 trabajadores) "registra una probabilidad de solo un 3,1 % más de ganar el salario mínimo o menos que un trabajador contratado por una gran empresa de más de 200 trabajadores. Probabilidad mucho más baja de lo que se podría esperar, considerando la heterogeneidad que estructuralmente presenta la matriz productiva chilena".

Echando mano a estos datos, el diputado comunista Daniel Núñez planteó en la Sala: "1/3 de los trabajadores con salario mínimo trabajan para grandes empresas. ¿Me van a decir que no pueden subir ese salario?".