Histórico cambio en Chile: Aprueban el retiro anticipado de fondos jubilatorios de las AFP
Publicado en La Política Online el 15 de julio de 2020

El proyecto de Ley permite que los aportantes retiren hasta el 10% de sus fondos de pensión para transitar la pandemia.

Publicado en La Política Online el 15 de julio de 2020.

Con el voto de 95 de los 155 escaños de la Cámara Baja, el proyecto de Ley presentado por la izquierda chilena consiguió media sanción para que los trabajadores chilenos puedan retirar el 10% de sus fondos de pensión individuales para hacer frente a la crisis económica generada por la pandemia, en una reforma histórica que toca el nervio del modelo chileno.

El proyecto superó los 93 votos a favor necesarios en Diputados (tres quintos de la Cámara) para poder pasar a la Cámara de Senadores, contra 36 votos en contra y 22 abstenciones. Este resultado es un golpe para el presidente Piñera que ayer prometió modificaciones al sistema jubilatorio chileno que desde Pinochet consiste en un régimen de capitalización privada gerenciado por las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) e ideado por el José Piñera, hermano del  actual presidente y ex ministro de Trabajo y Previsión Social durante la dictadura. Parte de los 95 votos provinieron incluso de su misma coalición del Gobierno, Chile Vamos, y no esperaron al proyecto de reforma del oficialismo.

Por ejemplo, el diputado de Renovación Nacional Jorge Durán -e integrante de la coalición oficial- afirmó que con su apoyo "no estaba haciéndole un favor a la izquierda", sino que quería "dar más opciones a la personas que pasan hambre", en medio de la crisis económica profundiza por la pandemia.  

El martes por la noche, Piñera prometió una reforma "profunda" del régimen jubilatorio incorporando a la cotización privada de las AFP un régimen solidario para convertirlo en un "sistema previsional mixto", con la idea -tardía- de frenar una reforma que ya asomaba inevitable y que al inicio de la discusión había amenazado con vetar. Esta reforma fue uno de los reclamos de las fuertes protestas del año pasado.

Y aunque encomendó a los ministros de Trabajo y de Hacienda que presenten un proyecto de ley alternativo, el proyecto presentado por la izquierda que consiguió el apoyo de parte de la coalición que sostiene a Piñera, se impuso. La derrota para Piñera es absoluta porque apenas un día antes de la votación apartó a su comité político y el mismo negoció con los legisladores de las tres fuerzas de su coalición -UDI, RN y Evópolis-, con la mala idea de Presidencia difundir una foto de Piñera en plena teleconferencia con los diputados.

Piñera anuncia este martes medidas en La Moneda para intentar frenar la reforma al sistema de AFP.

Acorralado, Piñera también prometió una subvención de 500.000 pesos chilenos (640 dólares) para la muy endeudada clase media, préstamos baratos y una moratoria de seis meses para los pagos de hipotecas. Es decir avanzar con más endeudamiento cuando, de acuerdo a datos del Banco Central chileno, los hogares destinan el 75,4% de sus ingresos al pago de deudas.

El proyecto de ley que este miércoles obtuvo media sanción fue presentado en abril por la Federación Regionalista Verde Social y permitiría a los trabajadores hacerse con un porcentaje de sus ahorros -que mediante las AFP hoy representan 200.000 millones de dólares de fondeo barato para la deuda pública, los bancos y las grandes empresas- en lugar de recurrir al endeudamiento a tasas más altas que les proporciona el sistema financiero. 

Este fondeo barato ha sido el propulsor del crecimiento sostenido de las empresas en Chile y del resto del mundo puesto que el 45% se encuentra invertido fuera del país, pero también el causante de que los jubilados con sus aportes de toda la vida no puedan superar la línea de pobreza, como explicó a LPO en su momento el economista trasandino Marco Kremerman y que hoy advierte la liquidación de activos de parte de las AFP deberá hacerse con una auditoría externa para preservar la composición de las carteras de inversión.

Para no quedarse sin sistema de pensiones, el proyecto propone un tope de retiros de unas 150 Unidades de Fomento chilenas (UF), que equivalen a 4,3 millones de pesos chilenos (unos 5.500 dólares) y un mínimo de 35 UF, es decir, 1 millón de pesos chilenos (aproximadamente 1.200 dólares). Y en caso que el 10% fuera inferior al retiro mínimo, el proyecto de ley avala que cada persona retire ese 10% o incluso todos los ahorros de su cuenta de capitalización individual si tuviera menos.


Ahora la norma pasa al Senado para su tratamiento a partir de la semana que viene. Para ser aprobado -debido al quórum especial de 26 senadores que exige la reforma- necesita al menos dos votos de la coalición de derecha que gobierna Chile. De aprobarse, debilitaría aún más la figura de Piñera como conductor de la coalición de gobierno puesto que él mismo intentó que este proyecto de ley no prosperase.