Estudio derriba el mito del emprendedor: el 74% está condenado a la informalidad y el 56,5% no logra generar ganancias sobre el salario mínimo
Publicado en El Mostrador el 29 de junio de 2020

Haciendo eco de las palabras que el Presidente Sebastián Piñera dijo el pasado 14 de octubre -cuando señaló a Chile como un “oasis” en la región y dijo que las pequeñas y medianas empresas son el “corazón, el alma, la columna vertebral y el motor de nuestro país”- la Fundación Sol comenzó un análisis sobre los microemprendimientos nacionales. El estudio pone en evidencia las precarias condiciones en que se emprende en Chile: existe en el país un total de 2.057.903 microemprendimientos, de los cuales más de un millón y medio son informales, vale decir sin haber iniciado actividades en el SII, sin permiso del municipio y sin separar los gastos de la empresa de los gastos del hogar. A esto se suman las ganancias mensuales exiguas y el escaso impacto en la generación de empleo, porque solo el 15% contrata a otras personas, siendo en su mayoría emprendimientos por cuenta propia.

Publicado en El Mostrador el 29 de junio de 2020.
Escrito por Andrés Cárdenas.

La Fundación Sol realizó un estudio sobre la situación que viven los microemprendimientos en Chile. A partir de la encuesta EME 6, elaborada por el Ministerio de Economía y el INE, el trabajo del investigador del centro de estudios Benjamín Sáez concluyó, entre varios aspectos que retratan la realidad de estos proyectos, que la mayoría se desarrolla a la sombra de la informalidad, que se mantiene el predominio masculino en la categoría empleador, y que más de la mitad no logra generar ganancias superiores al salario mínimo.

"El estudio busca problematizar supuestos sobre el 'mito del emprendimiento en Chile', ponderando las condiciones materiales reales en que las y los emprendedores trabajan", señalan desde la Fundación Sol.

Cabe mencionar que los microemprendimientos, que corresponden a un 24,3 % de las personas ocupadas, son todas aquellas empresas de 10 trabajadores o menos (incluyendo al empleador), en sintonía con los parámetros de la definición nacional de Pymes (máximo 9 trabajadores y un monto anual de no más de 2400 UF en ganancias).

En Chile se contabilizan 2.057.903 microemprendimientos de los cuales, según los datos analizados por la Fundación Sol, solo el 15% contrata a otras personas, siendo en su mayoría emprendimientos por cuenta propia, los que a su vez se encuentran, con pocas excepciones, en el sector informal.

Los datos del estudio contrastan con el entusiasmo del Presidente Sebastián Piñera, quien en un discurso el pasado 14 de octubre señaló a Chile como un “oasis” en la región y dijo que las pequeñas y medianas empresas son el “corazón, el alma, la columna vertebral y el motor de nuestro país”.

Informalidad predominante 

De acuerdo a la definición oficial de informalidad, un más de la mitad de las microempresas tienen esta condición. Y del total, un tercio presenta un nivel "alto", es decir, sin haber siquiera iniciado actividades en el SII y sin permiso del Municipio. Pero eso no es todo, "al utilizar una definiciión ampliada de informalidad", explican, incorporando a quienes no mantienen una contabilidad completa o no pueden separar los gastos de la empresa de los gastos del hogar, el porcentaje de se eleva 74%. Bajo esta mirada, en Chile existen 1.515.937 microemprendimientos en dicha condición.

Respecto a las ganancias, el estudio afirma que el 56,5% de las microempresas informales no logra generar ganancias superiores al Salario Mínimo ($288.000 al momento de la encuesta) y el 82% no supera los $576 mil pesos.

Los datos revelan además que se mantiene el predominio masculino sobre la categoría de empleador. Un 74,6% de las microempresas que emplean trabajadores corresponden a un empleador hombre y solo un 25,4% a mujeres. Cabe mencionar que tan solo 1 de cada 10 mujeres que tienen una microempresa logran superar los $576 mil pesos de ganancia mensual.

El estudio señala que cerca de un 40% de los microemprendimientos se concentran en la Región Metropolitana. Y al observar el comportamiento regional de la informalidad, se tiene que en 7 regiones del país esta supera el 74% del total de microemprendimientos. Se trata de Arica y Parinacota (84%), La Araucanía, Ñuble (77,5%), Aysén (76,9%), Coquimbo (76,8%), Los Ríos (76,7%) y la Metropolitana (74,8%).

El documento observa detalles como el lugar donde se realizan las actividades, que pueden ser microempresas que se desempeñan en hogares o en la calle; los sectores más golpeados de la economía por la informalidad, y cuáles son los recursos que requirieron de capital para iniciar su actividad. Por ejemplo, el 77 % se vio obligado a recurrir a sus propios recursos para lanzar su emprendimiento.

Revisa el informe completo aquí.