El principal grupo de retail de Chile, en el ojo del huracán por sus dividendos
Publicado en ElDiario.es el 5 de mayo de 2020

Publicado en ElDiario.es el 5 de mayo de 2020

Cencosud, uno de los principales conglomerados de Chile y líder en el sector del retail, está en el ojo del huracán tras haber acordado repartir dividendos mientras varias de sus filiales se acogían a una ley para suspender temporalmente a trabajadores durante la pandemia del coronavirus.

La decisión de Cencosud, con operaciones en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú y una planilla total de 120.000 empleados, ha provocado la condena de organizaciones sindicales y de la mayoría del mundo político, incluido el Gobierno del conservador Sebastián Piñera, que amenaza con llevar al holding a los tribunales.

"Nos parece absolutamente inentendible que una empresa (que reparte dividendos) haga uso de una ley que lo que busca es darle un respiro a aquellas empresas que están pasando por problemas financieros", dijo este martes la ministra de Trabajo, María José Zaldívar.

"Nos resulta al menos contradictorio y serán los tribunales de justicia los que tendrán que resolver", agregó durante una sesión parlamentaria.

El conglomerado, dueño de los hipermercados Jumbo y controlado por el poderoso empresario chileno-alemán Horst Paulmann, decidió la semana pasada repartir entre sus accionistas un total de 109,7 millones de dólares, lo que supone el 80 % de las utilidades de 2019.

Paralelamente, tres de sus marcas -Paris, Johnson y Eurofashion- se acogían a la Ley de Protección del Empleo, que permite a los trabajadores que hayan sidos suspendidos por motivos relacionados con la pandemia cobrar el subsidio por desempleo.

"Solo 7.731 colaboradores que se encuentran contratados por filiales de Cencosud S.A. se acogieron a la ley de protección de empleo que suspende temporalmente el contrato de trabajo. Ninguna de estas filiales ha distribuido dividendos", explicó el lunes en un comunicado el CEO del grupo, Matías Varela.

La medida, añadió el directivo, estará vigente "tres meses o menos" en función de la reapertura de tiendas, que a su vez depende de la evolución de la pandemia en Chile, donde este martes se registraron 22.016 contagios y 270 muertes.

El país, que detectó su primer caso el 3 de marzo, se encuentra con fronteras, escuelas, hoteles, restaurantes y comercios que no sean de primera necesidad cerrados, aunque el Gobierno se está planteando retornar a la normalidad.

Las medidas para luchar contra el coronavirus ya han empezado a hacer mella en la economía chilena: la actividad económica se desplomó un 3,5 % en marzo -la peor caída en una década- y el desempleo escaló hasta el 8,2 % en el primer trimestre.

La Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) afirmó que Cencosud actuó dentro de la legalidad porque la legislación chilena obliga a las empresas a repartir como mínimo el 30 % de sus utilidades, aunque su presidente, Juan Sutil, reconoció a un diario local que "quizás no es el momento oportuno de hacerlo, dada la circunstancia".

Según la progresista Fundación SOL, con los dividendos que el grupo no estaba obligado a repartir "se podrían pagar sueldos de 600.000 pesos (cerca de 710 dólares) por 5 meses a casi 40.000 trabajadores o por 2 años a los 7.731 trabajadores suspendidos de Paris, Johnson y Eurofashion".

La polémica ha llevado al Parlamento a discutir una reforma que se espera sea aprobada próximamente y que regule precisamente tanto el reparto de dividendos en aquellas compañías que se adhieran a la ley como el pago de honorarios a los directores.

"En estos momentos donde enfrentamos una situación única en nuestra historia, donde debemos compartir de la mejor manera los costos que esta crisis supone, las señales son muy importantes y creo que esta señal, más allá de lo legal y lo formal, no es una buena señal", aseguró por su parte el ministro chileno de Hacienda, Ignacio Briones.