Efecto Covid-19: FAO advirtió posible aumento de inseguridad alimentaria severa en Chile
Publicado en Cooperativa.cl el 17 de junio de 2020

La agencia de la ONU reveló que actualmente hay cerca de 600 mil familias que están en esta grave situación alimentaria. "Eso es inaceptable para un país con el grado de desarrollo de Chile, le hace perder lo ganado en muchas décadas", advirtieron desde el organismo.

Publicado en Cooperativa.cl el 17 de junio de 2020.

El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en América Latina y el Caribe, Julio Berdegué, señaló este miércoles en diálogo con Cooperativa que tras la pandemia del Covid-19, en Chile se puede llegar hasta el millón de personas en condición de inseguridad alimentaria severa.

Según reveló el representante de esta agencia de ONU, actualmente en el país hay cerca de 600 mil personas que están en esta grave situación alimentaria, y aseguró que el aumento o baja de estos casos dependerá de las medidas que tome el Gobierno.

"Al parecer a Chile se le olvidó que todavía tiene a 600 mil personas con inseguridad alimentaria severa, quiere decir familias que no pueden comer tres veces al día, algunas francamente en la situación de hambre. Afortunadamente en Chile ya no hay casos de personas que mueran de hambre", puntualizó Berdegué.

Esta situación deja al país en una complicada situación, ya que el no poder controlar el aumento de personas con inseguridad alimentaria severa se arriesga a "perder lo ganado en muchas décadas" en la lucha contra el hambre.

"La peor proyección es que Chile pueda llegar a tener hasta un millón de personas en condición de inseguridad alimentaria severa. Eso es inaceptable para un país con el grado de desarrollo de Chile, le hace perder lo ganado en muchas décadas", aseguró el experto.

Finalmente, a nivel latinoamericano, Berdegué afirmó que "el hambre es un problema de millones de personas que no tienen para comprar comida, ese es el principal problema".

Ingreso de Emergencia 

Desde la Fundación Sol coinciden con la proyección que realiza la FAO y apuntaron que la manera de enfrentar la emergencia es con un ingreso por sobre la línea de la pobreza. 

El economista Marco Kremerman indicó que "el concepto más adecuado para enfrentar esta emergencia es la renta básica de emergencia, pero aparte del concepto, lo importante es hacer un análisis preciso de la suficiencia".

Y recalcó que lo importante es que "el monto justamente permita que los hogares satisfagan las necesidades, entre ellas, sin duda la alimentación", además de las básicas como la calefacción. 

Sebastián Bowen, director de Techo, planteó que "necesitamos medidas de apoyo económico y de insumos básicos, claramente de alimentación, el acceso a poder contar con la comida necesaria y nutritiva a todos los miembros de la familia, sea a través de productos, a través de transferencias".

"Quiero ser súper claro, no sé si el ingreso de la manera en que está planteado hoy, pero lo que tenemos claridad es que la crisis no va a ser una crisis que va a durar semanas ni los próximos tres meses, probablemente vamos a estar viendo una crisis que va a durar por los próximos seis meses o el próximo año", dijo.