Temas

Informe Mensual Calidad del Empleo (IMCE) Enero – Marzo 2018

Publicado el
Empleo

IMCE Enero – Marzo 2018: 8 años del Informe Mensual de Calidad del Empleo

En los últimos 8 años la ocupación ha aumentado en 1.453.197 personas, de las cuales el 37% corresponde a asalariados contratados directamente, un 30,6 % a trabajadores por cuenta propia y un 28,1 % de asalariados externos (subcontratados, por suministro de trabajadores y enganche). Al agregar la variación del familiar no remunerado (1,5%), se puede plantear que el 60,2 % de la variación del empleo de los últimos 8 años corresponde a empleos con alta probabilidad de ser precarios y desprotegidos.

El subempleo ha llegado a 662 mil personas bajo esta condición. En términos absolutos es más alto para el caso de las mujeres con 364 mil mujeres que los 297 mil hombres subempleados. Sin embargo, en términos relativos es más alto en el caso de los hombres pues existe menor cantidad trabajando bajo la jornada parcial (591 mil) que las mujeres (810 mil). Con lo cual, el subempleo, como proporción de las personas que trabajan jornada parcial es de un 47,2% para ambos sexos y desagregado en un 50,3% para los hombres y un 45% para las mujeres.

Para el trimestre enero-marzo 2018 la proporción de asalariados externos alcanzó el 16,8% de los asalariados. Para enero-marzo 2010, esta cifra era de un 11,5%, lo cual indica un aumento sostenido en el tiempo. En general la proporción es menor entre los hombres (15,6%) que las mujeres (18,6%). Para el trimestre enero-marzo 2018 el 49,6 % del total de ocupados presenta una inserción endeble, es decir, un tipo de empleo donde se vulnera algún principio de la relación laboral tradicional. Como es el caso de los subordinados independientes, a quienes se vulnera su condición contractual (al no reconocer su dependencia con el empleador), mientras se mantiene su subordinación laboral, esta categoría corresponde al 13,2 % del total de ocupados . Otra categoría relevante es la del cuenta propia no profesional, principalmente asociado a labores de subsistencia no calificadas, y no a un emprendimiento más robusto, que es el 13,9 % del total.