Temas

FUNDACIÓN SOL: “CUANDO LOS PAÍSES OCDE TENÍAN EL MISMO PIB PER CÁPITA QUE HOY TIENE CHILE SU SALARIO MÍNIMO ERA 70% MÁS ALTO”

Nota publicada en La Razón el 19 de julio de 2018

Fundación SOL presentó el estudio “Mini Salario Mínimo: El salario mínimo en Chile en perspectiva comparada”, el cual presenta un panorama comparado del salario mínimo chileno en relación a Latinoamérica, los países de la OCDE y la Unión Europea.

La investigación revela que al observar los países OCDE cuando tenían el mismo PIB per cápita que hoy tiene Chile, su salario mínimo era en promedio un 70% más alto que el mínimo nacional.

Por ejemplo, en 1965 cuando Estados Unidos alcanzó el PIB per cápita en dólares comparables que hoy tiene Chile, su salario mínimo era 3,1 veces mayor al sueldo mínimo chileno actual. En el caso de Canadá, esta convergencia se da en 1973, cuando su salario mínimo era 2,6 veces mayor al que hoy tiene Chile.

Al realizar una comparación entre los países de América Latina y Europa que actualmente tienen un PIB per cápita en dólares comparables (PPP) similar al de Chile, se observa que la mayoría tiene un salario mínimo superior al nacional. Por ejemplo Croacia, que prácticamente tiene el mismo PIB per cápita que Chile, registra un salario mínimo 47% más alto.

Otro ejemplo es Bulgaria, que tiene un PIB per cápita PPP casi tres mil dólares inferior que Chile (13% más bajo) y registra un Salario Mínimo PPP 20% más alto. Por otro lado, Portugal, país que presenta un PIB per cápita PPP seis mil dólares superior al chileno (24% más alto), tiene un Salario Mínimo PPP 66% más alto.

Para Gonzalo Durán, investigador de Fundación SOL y unos de los autores del estudio, estas cifras revelan que el salario mínimo chileno no se condice con la realidad económica nacional y que la diferencia con los países OCDE no está dada por factores económicos sino que por una falta de voluntad política para fijar estándares mínimos en Chile.

“En esos países lo que se estableció fue un estándar social mínimo consensuado, de acuerdo a la realidad económica del momento, que es la misma que tenemos ahora en el país. En Chile falta voluntad política para discutir cuál es el piso que se establecerá para nuestros trabajadores y cuál es su relación con el costo de vida real”, afirma Durán.

“Un salario mínimo de $422 mil pesos es inobjetable”

El estudio de Fundación SOL también se centra en la suficiencia del salario mínimo para cubrir las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias. La investigación revela que el actual sueldo mínimo de $276.000 se encuentra por debajo de la línea de la pobreza para un hogar promedio de cuatro personas, la cual a junio de 2018, llega a $422.767.

El Salario mínimo actual incluso se encuentra por debajo de la línea de la “extrema” pobreza para un hogar promedio de cuatro personas, la cual llega a $281.845.

Al respecto, Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL y también autor del estudio, recalca que “el objetivo de una política de salario mínimo es que la o el jefe de hogar pueda al menos sacar a su familia de la pobreza”. Y agrega que “el actual salario mínimo se encuentra muy distante de lo que los hogares chilenos necesitan para reproducirse cotidianamente, impulsando elevados niveles de endeudamiento y obligando a la mayoría de los adultos a trabajar remuneradamente para llegar a fin de mes, generando nocivas repercusiones a nivel familiar y social”.

Desde Fundación SOL afirman que el salario mínimo en Chile debería ser “al menos” equivalente a la línea de la pobreza para un hogar promedio compuesto por cuatro personas, situándose alrededor de los $422 mil pesos.

“Si observamos los países que eran como Chile hace 20 o 30 años atrás vemos que en ese entonces tenían en promedio un salario mínimo un 70% mayor al que tenemos hoy. Los indicadores examinados en el estudio muestran que un salario mínimo de $422 mil pesos se encuentra dentro de los márgenes considerados saludables para mantener los equilibrios macroeconómicos. No hay cómo objetar un salario mínimo equivalente a la línea de la pobreza para un hogar de cuatro personas”, afirma Kremerman.