Temas

Brecha en salarios no cambiará si no se termina con la discriminación de género

Fotografía: Galex

Publicado en Publimetro el 26 de julio de 2017

Analistas señalan que no existe una explicación clara para precisar el porqué de la diferencia del 31,7% en los sueldos

Luego de la publicación de los resultados de la Encuesta Suplementaria de Ingresos, que fue dada a conocer por el INE, se reveló que el 50% de los trabajadores recibió, en 2016, un ingreso mensual igual o menor a $350.000.

Pero eso no fue todo. También se evidenció una realidad preocupante: los ingresos medio y mediano de los hombres se ubicaron entre $601.311 y $399.790, mientras que para las mujeres, estos alcanzaron los $410.486 y $300.000, lo que se traduce en una brecha de género de 31,7% en 2016, cifra levemente superior al 31,6% anotado en 2015.

“En principio aquella diferencia es bruta ya que no considera características relevantes en el mercado laboral, como son la experiencia o el nivel educacional, entre otros, etc”, señaló Juan Bravo Merino, experto de Clapes UC.

Sin embargo, Bravo agrega que “la evidencia empírica muestra que ajustando esos factores aún existe una diferencia no explicada que favorece a los hombres”.

Una opinión similar tiene Benjamín Saez, investigador de la Fundación Sol, quien señaló que “la brecha salarial sólo se explica por temas de género, además de que existen ciertos prejuicios hacia las mujeres, además de un bajo apoyo a su inclusión en el mercado laboral, esto influenciado por las necesidades asociadas a sus hijos”.

En ese sentido, Bravo, de Clapes UP, cree que “mientras persista el hecho de que las leyes repliquen la lógica cultural de ausencia de corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, asignándole el costo del cuidado sólo a la madre en las leyes de sala cuna, postnatal y otras, este diferencial seguirá existiendo”.

Según datos de ONU Mujeres, ellas reciben un 23% menos de salario por realizar el mismo trabajo que los hombres. Sin embargo, en algunos países la diferencia es mayor, como ocurre en Francia, donde llega al 31%.

Por otro lado, según un análisis elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, las mujeres tienen un 23% menos de posibilidades de trabajar que los hombres, cifra que casi duplica el 12% de media en el conjunto de la OCDE.