Temas

Nueva directiva CUT asume sus funciones después de polémica electoral

cut-directiva-620x330

La mesa encabezada por Bárbara Figueroa asumió con el propósito de convocar un nuevo congreso de la multisindical para definir la modalidad de unas próximas elecciones de la Central. En tanto, el secretario general Nolberto Díaz junto con José Manuel Díaz presentaron un recurso ante el Tribunal Electoral Regional de Santiago con el fin de anular los cuestionados comicios.

Publicado en en Radio Universidad de Chile el 14 de septiembre de 2016

La directiva de transición de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) dio a conocer el itinerario y proyecciones del comité ejecutivo de la multisindical, después de las cuestionadas elecciones.

La mesa está encabezada por la presidenta Bárbara Figueroa, el secretario general Nolberto Díaz y el vicepresidente, Arturo Martínez, aunque este último evitó estar presente en el acto público realizado en la sede de la Central.

Esto, luego que la segunda y tercera mayoría de las elecciones lideradas por la lista de Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz respectivamente, se aliaran para quedarse con la presidencia y secretaría general de la CUT, relegando a Martínez a la vicepresidencia.

Bárbara Figueroa confirmó que en octubre se convocará a un consejo ampliado, con el objetivo de definir la fecha del congreso nacional que deberá establecer el mecanismo para la realización de nuevas elecciones después de los cuestionados comicios de la central.

“Esto no es sólo un proceso electoral, ahora, entendemos que ese camino no puede llevarnos a un debate internista, acá tenemos eventos en los que la CUT tiene que seguir participando. Estamos enfrentando una negociación del sector público, que no es fácil y que ya viene de difíciles negociaciones anteriores, pero que también tuvo como corolario una negociación de salario mínimo que no tuvo acuerdo, en ese marco hemos confirmado a Carlos Insunza como coordinador de la mesa del sector público”, detalló.

La fecha clave es el 28 de septiembre, donde los 45 consejeros electos se reunirán en el consejo directivo nacional y establecerán los lineamientos del consejo nacional ampliado.

Dirigentes sindicales, encabezados por Nolberto Díaz y José Manuel Díaz, presentaron un recurso ante el Tribunal Electoral Regional de Santiago solicitando la nulidad de las elecciones de la CUT.

Los representantes exigen su repetición a partir de los últimos hechos, denunciado graves irregularidades en el proceso eleccionario de la Central Unitaria de Trabajadores.

El dirigente de la CUT, Nolberto Díaz, descartó que sea una contradicción haber pactado con Bárbara Figueroa y a la vez impugnar el escrutinio.

“Hemos ratificado nuestro compromiso, hemos sido coherentes y mientras tanto, somos parte de una directiva en tránsito para convocar a nuevas elecciones para democratizar la CUT y para que haya más participación de nuestra central y más transparencia. Nosotros hemos configurado una directiva de tránsito para darle continuidad y las tareas que la central tiene, mientras los tribunales resuelven la invalidez de esta elección”, precisó.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Benjamin Saez, investigador de la Fundación Sol, consultado sobre cómo avanzar en este proceso de transparentar la CUT, indicó tres medidas fundamentales de corto plazo para descartar que hechos irregulares como los ocurridos, vuelvan a repetirse.

“Participación más directa o explícita en los resultados de la elección de los líderes, actualmente funciona en base a un sistema de votación indirecta. Cuál es el padrón en función que se va a organizar la elección, en muchos casos existe la posibilidad de que en base al pago de cuotas se arme el padrón, en lugar de la filiación directa de los trabajadores y trabajadoras, lo que permite que pasen estos problemas, donde aparecen padrones inflados. Quienes son los encargados de constituir el padrón, son en este caso el tesorero, el secretario general y secretario de organizaciones, como es el caso de Arturo Martínez por ejemplo”, aseveró.

Recordemos finalmente que en Chile sólo el 14 por ciento de los trabajadores están sindicalizados, no existe la negociación colectiva por rama económica y el derecho a huelga es severamente limitado y castigado.